<- Back to Texts


DEAFNESS EVIDENCE

El Titán tiene características humanas
Carsten Seiffarth

Marco Montiel-Soto es un artista incesante y apasionado, procedente del mundo de la fotografía, pero que trabaja con todos los medios que tiene a su alcance para crear su propio universo.   Uno de los focos de su obra artística se concentra en la recolección de objetos encontrados, con los que crea una instalación basada en un discurso de relaciones imaginarias.   Sus ciclos sinfónicos suenan como composiciones visuales, al mismo tiempo que su mundo sonoro se desarrolla a partir de la materialidad de lo visible y lo invisible.   En nuestro tiempo de excesos de medios de comunicación disponibles, Montiel-Soto busca de forma meticulosa la fuente que va a utilizar para expresar sus ideas artísticas y las conecta de una manera lúdica con cualquier otro tipo de material o medio.

El video llamado Deafness evidence, fue creado originalmente para la exposición sonora “Sonotopia”, en la Beethovenhalle en Bonn, Alemania.   Todas las obras presentadas en la exposición tratan la temática de la ciudad de Bonn y particularmente a Beethoven, tambien la relación entre el espacio, el sonido y nuestro entendimiento auditivo por las zonas urbanas en general.

Deafness evidence fue la única obra sonora sin sonido. El trasfondo de este video trata sobre la creciente sordera de Beethoven, de la cual no existen muchas evidencias personales, excepto un testimonio escrito a mano llamado “Testamento de Heiligenstadt”.   Es el único documento escrito por Beethoven, en el que expresa su desesperación debido a una sordera creciente y en el que ademas confiesa que ha pensado en suicidarse.   También admite una decepción personal, porque nunca se atrevió a decirle a las personas que le hablaran más alto, o que incluso tenían que gritarle, ya que estaba sordo.   El 6 de octubre de 1802 y con apenas 31 años, Ludwig van Beethoven escribió estas palabras durante una estadía de rehabilitación en la ciudad Heiligenstadt, la carta estaba dirigida a sus hermanos, pero nunca fue enviada.   Este testamento lo escondió en una parte secreta de su escritorio, en donde fue encontrado después de su muerte en el año 1827 junto con unas cartas dirigidas a su Amada inmortal.
Desde hace mucho tiempo se discute si este testamento en realidad ha sido escrito por Beethoven, debido a que el culto que existe acerca de este genial compositor es incompatible con la imagen de un hombre deprimido y desesperado.   Hasta hoy en día se lee este documento como una pieza de lectura para las noches de rezo, incluso por actores alemanes muy reconocidos.

En el video Deafness evidence, una persona sorda traduce este famoso testamento al lenguaje de señas.   Y esta traducción la realiza a través de una técnica de grabación bastante simple: en un solo plano fijo y documentada como un retrato delante de un fondo neutral, la persona vestida de traje formal pareciera que dirige una orquesta, cuando en realidad esta leyendo el testamento.

Esta obra altamente conceptual no solo plantea preguntas sobre la relación entre imagen y sonido, sonido y contexto, sino también hace confrontarnos con nuestra tradicional imagen acerca de Beethoven, la que formo durante su vida.

 


<- Back to Texts